Elecciones: una broma de 130 millones

Por , 10 marzo 2016 18:49 pm

¡Vaya pareja¡

Ante la parálisis de los políticos en la negociación de un gobierno estable tras la derrota “sonada” de Pedro Sánchez (mi reino por un caballo), culpándose unos a otros de no sé qué “chorradas”, Podemos, pienso que para despistar al personal, entra en crisis en Madrid con 9 dimisiones de los errejonistas contra las políticas de Luis Alegre, líder regional, y mano derecha de Pablo Iglesias. Moderados(errejonistas) contra radicales (pablistas) con la unión a estos últimos de los anticapitalistas, están (según mi opinión) fabricando una excusa para dar a entender al electorado propio y a los que “fagocitaron” al PSOE, que les fue imposible apoyar a Sánchez en su fracasada investidura, tras las elecciones por  razones que repetirán hasta la saciedad, tipo “Goebbels”, hasta que parezca cierto:

  1. Mientras el PSOE vaya de la mano de Ciudadanos, no nos sentaremos a negociar.
  2. No podemos negociar con Sánchez porque nuestras bases están divididas y los antipacto son mayoría. Pero intentaremos seguir luchando para convencerlos de un pacto de progreso sin C’s.
  3. “Nuestras confluencias”, Cataluña, Valencia, Galicia, Andalucía, etc. tampoco están a favor.

Seguramente no estaremos lejos de estas razones para acudir a unas elecciones que desean desde hace dos meses. Saben que con sus estrategias se han “cargado” a Izquierda unida, llamada ahora “Izquierda hundida” y lo que pretenden es hacer lo mismo con el PSOE a través de un “sorpasso”.

Por otra parte, está el joven Albert Rivera que quiere a toda costa sustituir a Mariano Rajoy, y pide cada día su dimisión para dar paso a otro líder con el que entenderse. Mariano, ya se sabe, “a mi plin”.

Y luego está Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona a la que no le gusta el Ejército español, ni cuando ofrecen puestos de trabajo a los jovenes parados.

Y así, van transcurriendo los días en esta España nuestra, alimentando a toda esta “jarca” de vividores que no podían llegar a más ni España a menos.

Mi reino por un caballo

Por , 9 marzo 2016 12:32 pm

             Al igual que Ricardo III, en la trilogía de Shakespeare sobre la historia de Inglaterra, cuando narra el enfrentamiento entre él y el que sería rey Enrique VII, cuando al quedarse sólo en el campo de batalla, herido y con temor ante su muerte, dice: “un caballo, un caballo, mi reino por un caballo”. Esto me hace recordar la obstinación de Pedro Sánchez que parece dispuesto a darlo todo por La Moncloa.

Tras la negativa de Rajoy de ir a la investidura como presidente, por encargo del Jefe del Estado, argumentando que no obtendría la mayoría necesaria, SM el Rey se lo encargó a Sánchez quién lo aceptó. A partir de ahí, las dependencias del Congreso de los Diputados se convirtieron en un ir y venir de políticos, empresarios, embajadores y todo aquel que viniera bien para fortalecer la campaña de marketing del candidato. Todos sabemos como terminó el asunto. El aspirante no logró su aspiración, PSOE y Ciudadanos firmaron su casamiento, Iglesias y Domenech se dieron un beso enamorado, que dejó patidifusos al ministro de Economía, de Sanidad y Agricultura, todos ellos en funciones y rociaron a Felipe González con la “cal viva” del Gal.

Todo parece que volveremos a votar el 26 de junio por imposibilidad de pacto. Todos son responsables del mayor gasto que supondrán unas nuevas elecciones (130-170 millones de euros) y también del retroceso de España en materia económica y de empleo.

Desgraciadamente, en la prensa, radio y TV, aparecen tertulianos, algunos periodistas, catalogados, nombrando a héroes y villanos, repartiendo carnets de progresistas y demócratas y censurando sin piedad las corrupciones de sus contrarios, mientras ocultan las suyas insultando la inteligencia de los ciudadanos.

Una verdad a medias

Por , 2 junio 2014 8:00 am

El periodista Casimiro García Abadillo, actual director del diario El Mundo, al que consideraba un tipo serio y un magnífico profesional, no ha tardado mucho tiempo en mostrarnos sus “tragaderas“, con la publicación, hoy, en la tercera página (Opinión), a modo de segundo editorial, de un breve artículo titulado: “Proteger a los editores frente a los gigantes de internet”.

Habría que aclarar a los lectores no avisados de qué hay que protegerlos y de quién. No es suficiente decir que de Google sin explicar la historia completa y no sólo la parte que, sin más información, puede llevar a los lectores a donde el periódico quiere llevarlos. En este caso, a crear una opinión falsa, con una verdad a medias y manipularlos.

El periódico madrileño se esconde detrás de AEDE (Asociación de Editores de Diarios Españoles), para mostrar su desacuerdo con el reciente informe de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, en el que rechaza que los “agregadores” de noticias; en este caso Google, hayan de compensar económicamente a los editores, a través de un canon o impuesto, por utilizar los contenidos de los periódicos, tal y como contempla la nueva Ley de Propiedad Intelectual.

El diario El mundo, del que es responsable informativo el señor García-Abadillo, da la razón a AEDE contra la CNMC, a la que acusa de posicionarse al lado de un “gigante internacional”, acusado por la UE de mantener una posición dominante, “abusiva” ,en contra de los intereses legítimos de las empresas editoras.

Este es el resumen del artículo de opinión en el que se oculta, a lo peor por olvido, de que, hace ya años, desde que nace la “refriega” entre los editores y los agregadores de noticias (Google, Yahoo…) dichos agregadores han dado la opción de que los diarios tuvieran la libertad de desengancharse de ellos y cerrar técnicamente el paso a la información, que según los editores, es tan cara de conseguir. Por razones interesadas, la AEDE, en representación de los diarios, nunca tomó esta opción. Y no lo hizo por buenismo ni por generosidad en la negociación del pretendido “canon”. Continuaron dejando fagocitar su información por los agregadores porque, aunque ahora no lo quieren reconocer, les da millones de usuarios al dirigirlos a sus páginas web y ediciones digitales, en las que cobran por la publicidad.

La pretensión de los editores, y más en estos tiempos de crisis o tormenta perfecta de la prensa escrita, es reducir sus pérdidas y mejorar su balance a costa de un “impuesto” a aquellos que les ayudan a vender sus ediciones digitales.

No sé si bien o mal contada, esta es la resumida, pero verdadera historia del problema, a la que, siendo crítico, habría que añadir, que los editores saben desde hace años que la prensa de papel se morirá como hoy se conoce y nada hicieron para modernizar y actualizar sus negocios para hacer frente al problema. Eso a lo que alguno aplica el “palabro” “reinventarse“.

Lo que sí han hecho, es despedir a miles de trabajadores para mejorar sus cuentas de resultados y empobrecer el producto que ustedes compran en el kiosco.

Me gustaría pensar que el director de El Mundo pondrá más cuidado en explicar bien las cosas que afectan a su medio, y no despiste a sus lectores con “verdades a medias“.

España, entre la “república catalana” y la “bolivariana”.

Por , 28 mayo 2014 8:00 am


Mi opinión personal de Cataluña y de los catalanes no puede ser mejor, (aunque esto no le interese a nadie), pero como español me preocupa que Oriol Junqueras y Pablo Iglesias (el joven) puedan convencer a cientos de miles de votantes de que su alternativa política es la mejor. Entre la preconizada república catalana para 2016 del primero, sólo falta que los dirigentes de PODEMOS aclaren que su ideario político es similar al de Bolivia o  Venezuela.

Somos muchos los que pensamos que, mientras el ascenso de Pablo Iglesias (el joven) será una nube de verano y una advertencia del personal al gobierno del PP, lo de Cataluña es más grave. Ni los más avezados politólogos patrios pueden asegurar, ni siquiera aproximarse, a lo que nos espera después de septiembre. Posiblemente un incumplimiento “delictivo” de la Constitución por parte de los independentistas y el inmovilismo del gobierno de Rajoy al que le falta “cintura” y capacidad de diálogo para resolverlo.

Si los independentistas y el Gobierno no ceden ni negocian una alternativa asumible por todos, el choque de trenes puede hacer que España descarrile económica y socialmente, además de abrir un boquete brutal entre unos y otros españoles, con un final impredecible. Pero nunca bueno.

Pablo Iglesias (el joven) lleva razón cuando dice que los que nos gobiernan son los mayordomos de los que mandan de verdad, que son las élites económicas. Eso mismo lo venimos afirmando algunos desde hace mucho tiempo. Es lógico que PODEMOS quiera expropiar a los banqueros los pisos vacíos producto de su usura, si algún día llegan al poder; lo que será muy difícil es que les permitan tener más poder del que las citadas élites consideren prudente.

Lo que va a ser inadmisible es que Cataluña, incumpliendo las leyes, la Constitución Española, y desobediencia a las sentencias judiciales, unos partidos políticos y unos ciudadanos, que sólo se representan a sí mismos, pretendan someter a la nación española, en su totalidad, al “trágala” de un referéndum ilegal y provocador. Primero ganen las elecciones, luego cambien la Constitución y por último realicen el referendum que tanto desean. Ese sería el camino.

Mientras tanto, Mariano Rajoy debe preocuparse, a partir de los resultados de las elecciones europeas en Cataluña,de trabajar en favor de una solución no frentista y dialogada con las fuerzas políticas y sociales catalanas, que preserve a todos los españoles contra cualquier posibilidad de pelea fratricida, de lo que en España tenemos mucha experiencia.

La “casta” y la “caspa”

Por , 27 mayo 2014 8:00 am

Créanme que no es una obsesión. Intento comprender y aprender de los tertulianos de las emisoras de radio, comentaristas de prensa… y me resulta imposible no hacer referencia a ellos, un día sí y otro también. Si ya de por sí estas Elecciones Europeas han sido peculiares, los profesionales de la opinión las han hecho todavía más si cabe. Se han sacado de la manga un “palabro” como “casta” para referirse al PP y al PSOE, o al bipartidismo, que viene siendo lo mismo, para afear la conducta de los dos grandes partidos que se alternan en el Gobierno desde el inicio de nuestra reciente democracia , y a los que la mayoría de los opinadores apoyaron durante años en las tertulias a las que acudían, destrozando la imagen de independencia y objetividad que se exige a un periodista. No han tenido ningún tipo de reparo ni vergüenza por ser “catalogados políticamente“, “arrimando el ascua a su sardina“.

Ahora, cuando han visto por donde ha ido el personal, y temiendo una reacción o giro a la izquierda del electorado, se “cambian la chaqueta” y cargan contra aquellos que, en muchos casos, les patrocinaron, pagaron o ayudaron a sus empresas y no han considerado el desgaste natural de un partido en el Gobierno y la oposición ante una situación de crisis extrema como la que nos están haciendo padecer los que realmente mandan, que no son ni Rajoy ni Rubalcaba. Y no se equivoquen, tampoco Angela Merkel desde Alemania.

Los ciudadanos hemos votado y, que yo sepa, no hemos pedido a nadie que interprete nuestro voto, y menos de forma sectaria ni torticera. Por mucho que quieran conducir nuestras ideas y decisiones, jamás podrán modificar la voluntad de quienes votamos. Por tanto, lo hemos hecho mayoritariamente por el PP; en segundo lugar por el PSOE; en tercer lugar IU Izquierda Plural; después por Podemos y así hasta el último partido en conseguir algún diputado. Esta es la realidad y no otra, aunque traten de “comernos la cabeza” diciendo que la izquierda ha ganado las elecciones sumando sus votos y sus diputados. Puede que lo que le pide el cuerpo a los españoles sea un cambio. Una transición de de los grandes “mamuts” a gente joven y preparada que quieran trabajar honradamente para el bien de todos. No, por contra, representantes de viejas ideologías fracasadas que igualen a los ciudadanos por la “alpargata” y no por la “corbata”. La frase de Groucho Marx no ha perdido actualidad, pero hay que desterrarla. Hemos de cambiar radicalmente la forma actual de hacer política. Rechazar los extremos y exigir sensatez, honradez y justicia. Amén

El jarrón chino

Por , 26 mayo 2014 8:00 am

Ya se conocen los resultados de las Elecciones Europeas 2014. Y a pesar de lo que han opinado los “sesudos” “tertulianos” habituales, que dicho sea de paso, son doctores en todas las materias que el conocimiento humano posee, dichos resultados fueron como se esperaba. Incluso el éxito de Pablo Iglesias (Podemos) que en 4 meses ha logrado organizar su partido y obtener 5 diputados. Así de decepcionados estamos los ciudadanos españoles, regalando nuestro voto a un partido radical de izquierda en un país en caída libre, en libertades y económicamente.

El mensaje que ha dado Pablo Iglesias tras estas elecciones no fue alegre ni de felicidad por lograr casi un 11% del total de los votos. Continúo mostrando su cara de cabreo porque, según dijo: “mañana seguirá habiendo cinco millones de parados; los banqueros seguirán sin ser castigados por sus desmanes; los jóvenes seguirán emigrando para subsistir…” Creo que como en otros grandes países de la Europa comunitaria, los ciudadanos han querido advertir a los partidos de gobierno que se han pasado. Se han pasado en recortes; en corrupción y en desprecio a los programas que les auparon al poder. Pero en unas elecciones locales, regionales o nacionales no se volverán a repetir estos resultados. No sé si para bien, o para mal.

En cuanto al resto de Europa, destaca la “pasada de rosca” de los franceses dando la victoria con el 25% de los votos a la extrema derechista Marie Le Pen, que pretende el regreso de las “tácticas nazis”, que ya preconizó su padre durante muchos años. Los británicos, al igual que los franceses, dieron la victoria a un partido marginal, también contra el Euro, Europa y todo lo que se le ocurre. En Italia, el cómico Beppe Grillo, obtiene unos resultados que le sitúan en segunda o tercera posición y que anuncia que no hará alianzas con la francesa Le Pen. En Grecia, la extrema derecha de “Amanecer Dorado”, obtiene unos muy buenos resultados.

Esquerra Republicana de Catalunya gana las elecciones en Cataluña, siendo CIU la segunda fuerza más votada y el PSC la tercera. El PP casi desaparece y se sitúa en quinto lugar. Esto sirvió a Artur Mas para enviar un mensaje a Rajoy sobre el referéndum de noviembre y el independentismo. También se atrevió a hacer esa misma advertencia a la Unión Europea, con la intención de manifestar que el proceso soberanista sigue adelante, sin fisuras.

De los resultados del PSOE, y para no hacer sangre del árbol caído, sólo decir que si en Andalucía no hubieran obtenido buenísimos resultados (1 de cada 4 votos en resultado absoluto) tendrían que refundar el partido. No obstante, mañana, la actual dirección se hará el Harakiri y se marcharán en bloque. Es de suponer que a Alfredo Pérez Rubalcaba le quede un poco de sensatez y vergüenza torera y amor por las siglas que fundó el antiguo Pablo Iglesias. (habrá que empezar a acostumbrarse a distinguir a los Pablos Iglesias). 

Todo esto me hace pensar en las declaraciones recientes de Felipe González, cuando dijo que veía posible un gobierno de cohabitación PP-PSOE no muy lejano. Visto los resultados electorales de hoy, vuelvo a sentir la ausencia de un político de su talla, que siempre antepone los intereses de España a los de su partido, incluso ahora, que se siente un jarrón chino.

MORRIÑA

Por , 25 mayo 2014 10:00 am

Tras seis años de burla a nuestra poca o mucha inteligencia; empobrecimiento radical a causa de las políticas de los que mandan; embargo de nuestros hogares; asesinato de nuestras ilusiones; hurto de muchos de nuestros derechos sociales; pérdida de fe en el futuro de nuestros hijos y el nuestro propio; corrupción masiva de los partidos políticos, jueces, sindicatos, organizaciones empresariales, la banca… hoy, esos que nos han hecho todo este daño, nos convocan a las urnas para salir diputados europeos y tener, durante al menos cuatro años, lo que a nosotros nos falta.

Esos que quieren que hoy, nieve, llueva o abrase el sol salgamos de nuestras casas (alquiladas o la de nuestros padres, porque las nuestras las tienen los bancos y financieras) para seguir otorgándoles “patente de corso” para enriquecerse y, al tiempo, masacrarnos, no saben el asco que a muchos nos dan con su falta de talento y del desconocimiento de nuestro sentimiento hacia ellos.

Pero estos miles de “parásitos” con carné militante y con nuestro permiso a través de las urnas, seguirán mofándose de nuestra “imbecilidad y blandura” a la hora de exigirles todo tipo de responsabilidades. Algunas penales.

Pocos de ellos se han ganado la confianza y el respeto de los ciudadanos. También han sido pocos los que se han molestado a construirse coartadas bien tramadas para no ser señalados con el dedo de la justicia. Los más, viven en una “Arcadia feliz” donde la utopía es lo común en sus vidas; felices y despreocupados, mirando a los que no son lo que ellos por encima del hombro y como seres inferiores.

Esos mismos son los que estos días en sus mítines nos ofrecen justicia, progreso, paz, gestión honrada y firme y respeto por nuestros. Estos mismos que nos han llevado a la desesperanza, la pobreza, la injusticia y aumentado geométricamente la diferencia entre su casta y la nuestra, hoy nos piden que pensemos en ellos como solución a nuestra situación y la de nuestros hijos acudiendo a votar en unas elecciones que sólo a ellos les importa. 

No saben, que yo, al menos, no pienso que hoy, domingo, día 25 de mayo sea un día de fiesta. No sentiré en mi interior la alegría de sentirme actor de mi futuro ni coautor de la democracia. Siento un gran sentimiento de culpa por haberme equivocado votando a esos “sátrapas“. Y la verdad es que tengo “morriña” de la primera vez que voté tras la dictadura. Aquella felicidad íntima que me llenó de esperanza y me hizo sentir por primera vez un “hombre auténticamente libre”. Hoy sólo siento tristeza; añoranza; desesperanza… ¡morriña!.

La estimulación eléctrica del cerebro puede cambiar tus gustos musicales

Por , 24 mayo 2014 8:00 am

Coldplay en concierto

¿Te imaginas que eres un seguidor de Coldplay y de repente te obsesionas por los gorgoritos de Bisbal? Pues algo así le ha pasado a un hombre holandés de 58 años con trastorno obsesivo-combulsivo y ansiedad que fue sometido a una estimulación cerebral profunda (ECP).

Esta técnica consiste en implantar electrodos que emiten señales eléctricas en determinadas áreas del cerebro. Así pues, como cuentan los especialistas en la revista Frontiers in Behavioral Neuroscience, el cambio de gusto fue un efecto secundario del tratamiento.

El paciente –que experimentó una notable mejoría con respecto a los síntomas de sus dolencias– no era muy aficionado a la música, aunque sentía cierta predilección por los Rolling Stones.

Y un buen día, seis meses después de la intervención, escuchó “Ring of fire”, de Johnny Cash, en la radio. Como dice otra canción, el flechazo fue instantáneo: quedó prendado del mítico cantante de country norteamericano, del que compró todos sus CDs y DVDs.

Lo curioso es que la afición/obsesión se interrumpía cuando dejaba de hacer efecto la estimulación cerebral. Los expertos lo atribuyen a que la ECP actuaba sobre una zona llamada núcleo accumbens, vinculada con el placer y la motivación.

Lo que no saben es por qué precisamente Johnny Cash. Quizá su imponente voz grave tiene un mágico efecto, hasta ahora desconocido, en las neuronas.

Sería magnífico que los ultras de la música llamada contemporánea y los viejos rokeros tomasen unas cuantas dosis de corrientes estimulantes, porque a lo mejor les cambia el gusto y no nos dan la “bara” con sus maravillosos “ruidos”. Eso se podría aplicar también a los amantes de la Bachata y cosas así.

Fuente: MUY INTERESANTE

Juan Rosel y Jeff Bezos

Por , 23 mayo 2014 8:00 am

Según El Economista.es, “el presidente de Amazon, Jeff Bezos, fue proclamado hoy como el “peor jefe del mundo” en el tercer congreso de la Confederación Internacional de Sindicatos (CSI), que se celebra en Berlín.

La organización dio a conocer el resultado de la votación popular realizada por internet en un comunicado, en el que la secretaria de la CSI, Sharan Burrow, puso a Amazon como ejemplo del poder que acumulan empresas que se sitúan prácticamente fuera del control de los gobiernos, que se acobardan ante el riesgo de las fugas de capitales.

“Una rica compañía estadounidense opera globalmente despreciando la dignidad y los derechos de los trabajadores. Jeff Bezos representa la inhumanidad de los patronos que está siendo promocionados por el modelo empresarial estadounidense”, añadió.

Burrow recordó en este contexto, los problemas laborales que ha tenido la empresa en Alemania, donde se han registrado varias huelgas.

“Amazon trata en Alemania a sus trabajadores como si fueran robots y la compañía no oculta que en pocos años quiere reemplazar a sus trabajadores por robots”, dijo.

Los más de 20.000 participantes en la encuesta votaron entre nueve directivos y, tras Bezos, situaron a los responsables de Qatar Airlines y de News Corporation.

La Confederación Internacional de Sindicatos había incluido también entre los posibles candidatos al “peor jefe del mundo” a los directivos de Walt-Mart, JP Morgan Chase, Goldman Sachs Group, Koch Industries, Samsung y Glencore Xstrata”.

Si Bezos es nominado como el peor jefe, que habría que decir de la mayoría de los empresarios españoles, que rebajaron los salarios y derechos a los trabajadores que aún mantienen en plantilla después de despedir a cientos de miles de ellos, aprovechando la mala situación económica del país. Que no es otra que la crisis financiera de bancos y grandes empresas, que decidieron, junto con Rajoy, practicar una devaluación interna a través del empobrecimiento de las clases menos favorecidas y de la clase media, ya que no podían hacerlo con la moneda, que no depende de nosotros, sino de Europa. 

Como ejemplo de lo anterior, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, pedía a los trabajadores con hijos en paro, si estarían dispuestos a renunciar a parte de sus salarios o derechos en favor de sus hijos. Recomendó reflexión sobre esta “genialidad” y, como en Mercadona, ya quieren 2 x 1. ¿Se puede ser más hijo de su madre?.

 




Repugnante utilización política de Pascual Maragall

Por , 21 mayo 2014 9:03 am

Pascual Maragall acudió el pasado fin de semana a un mitin de su hermano, Ernest Maragall, número dos de ERC para las elecciones europeas. Lo recibió en el pasillo del teatro, cerca del escenario, el número uno de ERC, Oriol Junqueras y lo sentó, literalmente, en una butaca de la primera fila, ante el aplauso de todos los asistentes.

El ex político, que padece Alzheimer desde hace seis años, parecía encontrarse feliz ante la acogida del público. Me dió la impresión de que disfrutaba del momento, aunque desconozco, al igual que su esposa, ex correligionarios, e incluso los dos médicos a quienes se le preguntó por el nivel de consciencia de Pascual Maragall, si había acudido a la cita por propia voluntad, y si fuese así, si lo hizo sabiendo la repercusión de su acto. O, si por el contrario, no fue consciente de su papel en el mitin de ERC.

Sea como fuere, Dios me libre de juzgar a don Pascual ni a su esposa; pero sí opinar y calificar de repugnante la utilización de una persona enferma en un acto de partido. Y para más asco, en favor de un partido en el que él jamás militó.

Del hermano de don Pascual, he de decir,  que la presencia del ex político en su mitin es oportunista y cainita. Tendría que saber que lloverían críticas de todos lados; no sólo de los adversarios políticos de ERC, que también lo utilizarían políticamente contra ese partido, sino por cualquier ciudadano bien nacido, aunque sepa muy poco de como es el comportamiento de los enfermos de Alzheimer, tras 6 años del descubrimiento del mal, que no de su aparición.

Y hablando de mal, la vergonzosa y cobarde actitud del PSOE, que respondió con el silencio ante un hecho repugnante, por el que deberían romperse la cara contra quien fuere ante este hecho que retrata a los dirigentes de ERC y a Ernest Maragall concretamente, como gente sin escrúpulos para quienes los votos valen más que las personas.

Panorama Theme by Themocracy

A %d blogueros les gusta esto: